TRADUCTOR

jueves, 17 de marzo de 2016

SAN FRANCISCO. La ciudad de las calles empinadas.


San Francisco se encuentra sobre la costa de California a unas 400 millas al norte de Los Ángeles. Está situada sobre la ribera de una gran bahía protegido por las Montañas Costeras de California. La ciudad es famosa por sus calles empinadas con vistas panorámicas de la hermosa bahía de San Francisco y las montañas que la rodean. Tiene un clima muy moderado, con veranos cálidos e inviernos fríos, pero sin temperaturas extremas. Las brisas de la costa, procedentes del Océano Pacífico, hacen que los veranos no sean demasiado calurosos y detienen al mismo tiempo al clima helado de invierno. 




San Francisco fue construida por "los del cuarenta y nueve" con fiebre de oro.
Oakland y Berkley, California se encuentran justo cruzando la Bahía y pueden ser accedidos fácilmente por medio del puente Bay. El famoso puente Golden Gate o Portal Dorado cruza la angosta ensenada que se extiende desde el Océano Pacífico hacia la bahía. El puente Golden Gate conecta San Francisco con la Península montañosa llamada Marin, especialmente famosa por sus bellos paisajes y sus mansiones con hermosas vistas. Sausalito, una pequeña villa sobre la costa de la bahía de Marin es conocida como una comunidad de artistas locales. La Isla de Alcatraz, con su prisión abandonada, está situada en el medio de la bahía de San Francisco. La ciudad de San José se encuentra 30 millas al sur de San Francisco, en el extremo sur de esta gran bahía. La zona de San José y Santa Clara es llamada el "Valle del Silicio", porque ahí se encuentra la mayor concentración de empresas de la industria electrónica y de la computación de todo Estados Unidos.




San Francisco fue fundada en 1776, cuando el padre Junipero Serra construyó la misión San Dolores para cristianizar a la población Indígena nativa de la zona. Al mismo tiempo, tropas españolas construyeron un Presidio o fuerte para proteger esta colonia en nombre de la Reina de España. Hacia mediados del siglo XIX, la villa Yerba Buena, consistente de balleneros, comerciantes, aventureros y piratas, ocupaba el sitio actual de la ciudad de San Francisco. En 1848 se descubrió oro en las colinas de las Montañas de Sierra Nevada, unas 100 millas al este. Para 1849, San Francisco estaba repleta de "los del cuarenta y nueve", como se les decía a los buscadores de oro, y la población de la ciudad explotó. Desde entonces, ha seguido siendo un centro para el comercio, el entretenimiento, la cultura y el turismo del norte de California.



Coches tirados por cable se pasean por calles empinadas con vistas de una bahía de aguas turquesas.
San Francisco es uno de los destinos para vacaciones más preferidos de todo Estados Unidos. Sus empinadas calles bordeadas por casas de la era victoriana, una enorme bahía de aguas turquesas rodeada por montañas bajas y antiguos coches tirados por cable que aún hoy transportan pasajeros, subiendo y bajando las colinas de la ciudad, todo esto hace que San Francisco sea una de las ciudades más pintorescas de los Estados Unidos.
La ciudad ha desarrollado una personalidad propia gracias a la mezcla de diversas culturas, como los Indios Nativo Americanos, los colonizadores españoles, los aventureros en busca de oro y los numerosos inmigrantes europeos, africanos y asiáticos. Esto se ve reflejado en las fantásticas comidas que encontrará en los numerosos y fabulosos restaurantes de la ciudad.
Entre las numerosas atracciones de San Francisco están los barrios de distintos grupos étnicos como Chinatown y JapanTown, con sus tradicionales comercios y restaurantes. Cada una de estas comunidades hospeda un importante número de inmigrantes asiáticos y tiene un carácter particularmente oriental. La Playa Norte es conocida como el barrio italiano, el Distrito Misión por su comunidad hispánica y la Calle Castro por su población de gays y lesbianas.