TRADUCTOR

miércoles, 24 de septiembre de 2014

CUZCO. La ciudad arqueológica por excelencia.


Cuzco principal destino turístico del Perú y uno de los más importantes del mundo, ofrece a los visitantes, de una manera única y espectacular un rico legado histórico y monumental, ubicado en un territorio de montañas y valles multicolores, de selvas y bosques exuberantes, de hermosas lagunas y ríos torrentosos. El departamento del Cuzco es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad y su principal atracción El Santuario Natural y la Ciudadela de Machu Picchu, declarada una de las nuevas siete maravillas de la humanidad.
Cuzco ofrece al viajero disfrutar de la emoción del turismo al aire libre, en un entorno de bellos paisajes, deslumbrarse con los testimonios de la arquitectura incaica, admirar la riqueza artística de las iglesias coloniales, sobrecogerse con el penetrante  sonido de los pututos o caracolas sagradas, disfrutar del amanecer más bello del mundo en las alturas de tres cruces, sentir y vivir las culturas vivas en las comunidades cusqueñas  o experimentar del sabor y el aroma de una sabrosa pachamanca o un delicioso chancho al horno.





Cuzco, mítica capital del Imperio Incaico, conserva orgullosa sus paredes y muros de piedra, que evocan la grandeza de los hijos del sol. Ciudad pletórica de monumentos y reliquias históricas, de mitos y leyendas, que parecen renacer cada vez que uno recorre sus centenarias calles. Llegar a la ciudad del Cuzco, caminar por sus calles y disfrutar de sus paisajes es transportarse directamente al pasado, su atmósfera origina en quienes la respiran vivencias de profunda fascinación.
Cuzco se encuentra en un fértil valle, bañado por las aguas de los ríos Huatanay (afluente del Vilcanota) y Tullumayo, en los andes surorientales del Perú, a 3,360 metros sobre el nivel del mar. El departamento de Cuzco se encuentra dividido en 13 provincias: Acomayo, Anta, Calca, canas, Canchis, Chumbivilcas, Cuzco, Espinar, La Convención, Paruro, Paucartambo, Quispicanchi y Urubamba. A su vez, la ciudad del Cuzco está dividida en 8 distritos: Corca, Cuzco, Poroy, San Jerónimo, San Sebastián, Santiago, Saylla y Wanchaq.
Desde 1911, año en que el arqueólogo norteamericano Hiram Bingham descubriera para el mundo la ciudadela de Machu Picchu, la ciudad de Cuzco ha provocado la imaginación de miles y miles de viajeros en el mundo quienes se aventuran, cada año, en el milenario Camino Inca buscando coronar la cima de este monumento arqueológico, uno de los más impresionantes de todo el mundo.






La ciudad del Cuzco ofrece en su circuito arqueológico urbano, atractivos sorprendentes y de imperdible visita: La Plaza de Armas, llamada Huacaypata por los incas, el barrio de los artesanos de San Blas, el Convento de Santo Domingo, construido sobre el Templo del Sol o Koricancha, los palacios del inca y de su corte, y un larguísimo etcétera de maravillas arqueológicas e históricas. Cerca de la ciudad del Cuzco se puede visitar las imponentes ruinas de Sacsayhuaman, Oenko, Puca Pucara y Tambomachay o baños del inca.
Cuzco está rodeado de impresionantes restos arqueológicos, como la ciudadela de Machu Picchu, la fortaleza de Sacsayhuaman, el complejo de Ollantaytambo, Complejo de Pisac, los enigmáticos andenes de Moray y de pueblos con cultura viva ubicados en el Valle Sagrado: Pisac, Calca, Yucay, Ollantaytambo, Urubamba, Chinchero y Maras donde se mantiene viva sus tradiciones y costumbres ancestrales. 
La ciudad del Cuzco ofrece una cosmopolita y generosa vida nocturna, es también una ciudad mágica, vertiginosa y excitante. Esto, junto con la riqueza arqueológica, hace de la ciudad sagrada de los incas el más espectacular de los. Se recomienda una estancia de no menos de 4 o 5 días para poder disfrutar de la ciudad y de sus alrededores.