TRADUCTOR

miércoles, 30 de julio de 2014

TEMPLO DE KARNI MATA. El Templo de las ratas sagradas.


El templo hindú de las ratas denominado Karni Mata fue construido por el Maharajá Ganga Singh en el año 1900 como un homenaje a la diosa rata, (Karni Mata).
El Templo está ubicado en Desnoke a 30 kms de Bikaner en la India. Su nombre por sí mismo explica para quién está hecho ya que son consideradas sagradas. Cerca de veinte mil ratas habitan el templo donde cada día reciben la visita de los seguidores del hinduismo los cuales a través de ofrendas de comida y leche les demuestran su devoción.
La leyenda de este templo es que Karni Mata, una matriarca del siglo 14 era una reencarnación de Durga, la diosa del poder y la victoria.
En una época, uno de los niños de su clan de hombres murió y ella trató de traerlo de vuelta a la vida y esto sólo podía ser hecho por Iama, el dios de la muerte que había reencarnado ya como una rata. 






Karni Mata llegó a un acuerdo con Iama, que todos los hombres de su clan muertos se reencarnarían como las ratas, hasta que estuvieran listos para nacer de nuevo en la tribu.
En la India si es que el visitante posee valor y le gusta las experiencias fuertes puede acudir al Templo de las Ratas donde entrar es casi un reto. Los peregrinos entran descalzos al templo, caminan por el suelo completamente cubiertos de ratas es inevitable tocarlas y rozarlas con cada paso que se da.
Curiosamente, las ratas se muestras diferentes ante la presencia de estos ya que prosiguen en lo que están haciendo pues son las reinas del lugar. El lugar es espacioso y amplio; para las ofrendas hay varias vasijas colocadas en diversos lugares del templo.
Si aún no entiende por qué las ratas son consideradas sagradas en esta parte de la India tiene una explicación de historia, de creencia y leyenda. Los peregrinos creen que las ratas son reencarnaciones de Karni Mata pero también de los sadhu, quienes eran sus seguidores. Todos ellos son considerados hombres santos del hinduismo.
El Templo se convierte en una fiesta cuando entre las habitantes aparece una rata blanca; para los que las veneran, tal suceso significa buenos augurios y venida de buenas temporadas.





Para evitar pisar accidentalmente una rata no se han colocado signos de advertencia. Si uno mata accidentalmente una rata hay que reponerla con una hecha de oro macizo. Y se considera de muy buena suerte que una rata corra y te toque los pies o incluso si almuerzan en tu mismo plato.
Una visita a este templo realmente puede ser impactante y convertirse en un viaje inolvidable ya que para entrar en él, se necesita valor y soportar, que animales considerados sagrados como las ratas caminen por el mismo camino que el nuestro. Además para convivir en la India se debe superar las limitaciones propias, mostrarse abierto a las creencias de los demás y dejarse invadir por el espíritu que habita entre sus calles. Un aspecto es claro, después de entrar al templo, los visitantes reconocerán el olor de las ratas perfectamente.







GALERÍA DE IMÁGENES