TRADUCTOR

miércoles, 15 de julio de 2015

LAS LÍNEAS DE NASCA. El gran enigma de Perú.


Las llamadas "Líneas de Nasca", cuyo origen data del período prehispánico, pero que fueron dadas a conocer en 1939, por Toribio Mejía Xesspe; representan debido a su número y características, al conjunto de megaglifos más importante que existe en nuestro planeta y uno de los enigmas más inquietantes para la arqueología universal.
Las Líneas de Nasca están ubicadas en las Pampas de Jumana, región Libertadores Wari, en Perú, Suramérica. Nazca es un poblado ubicado 500 km al sur de Lima a unos 600 m de altitud; el nombre "Nasca" proviene de la antigua y enigmática cultura preincaica. Estos grandes geoglifos no sólo se hallan en la zona de mayor concentración, como en la Pampa de Jumana, sino que están distribuidos en un ambiente geográfico más amplio que incluye las cuencas de Santa Cruz, Rio Grande, Palpa, Ingenio y Nasca.





Nasca es uno de los pueblos más representativos de la gran diversidad de culturas que han existido en los Andes centrales. Tras un largo desarrollo cultural que se remonta a la cultura Paracas, el pueblo Nasca logró establecer una economía exitosa en una zona sumamente difícil por su aridez y su geografía accidentada. Además de este logro, tuvieron un gran aparato mágico-religioso, propio de las culturas andinas. Junto con los Moche de la costa norte del Perú, destacaron artísticamente por su artesanía, representada en su fina y policroma cerámica así como en sus textiles. La mayor parte de los geoglifos se hizo mediante la técnica de barrido superficial de cantos, formando líneas y campos dejinidos.




Los geoglifos comenzaron a alcanzar el interés nacional a partir del XXVII Congreso de Americanistas del año 1.939, realizado en Perú. Durante ese evento, Toribio Mejia Xesspe planteó algunas teorías acerca de su origen y utlización, donde la vocación mágico-religiosa debió desempeñar un papel importante en su concepción y ejecución. Entre los investigardores extranjeros que se ocuparon de su origen y función destacó Paul Kosok, quien desde el año 1.941 se interesó por este enigmático resto arqueológico y logró inquietar a la ciudadana alemana María Reiche, quien viene realizando desde esa fecha una importante labor, tanto de conservación como de investigación, mediante complejos cálculos matemáticos para deducir cómo fueron concebidas y ejecutadas estas figuras.




María Reiche afirma que los dibujos geométricos están compuestos de seis elementos básicos: cuadrángulos, triángulos, dos tipos de líneas zigzagueantes, líneas oscilantes y centros estrellados. Además se encuentran también frecuentes figuras en espiral. En los caminos definidos se aprecian grandes figuras trapezoidales y rectangulares que forman, junto con las líneas, conjuntos de proporciones realmente monumentales; los que en su mayoría están ubicados cerca de grandes poblaciones de la época, como la Quebrada del Fraile, Río Grande, Cahuachi y de algunas menores como Palpa e Ingenio.

Las más destacadas:
El Mono: Famosa figura que de aproximadamente 135 m y muestra al animal con solo nueve dedos y una cola en forma de espiral. Esta es una de las figuras más relevantes y se cree representa a la Osa Mayor.



La Araña: Con 46 m de largo, que se ubica entre una red de líneas rectas y es parte del borde de un enorme trapezoide.



El Colibrí: Es otro de los geoglifos más famosos por su armoniosa proporción. La distancia entre los extremos de sus dos alas es de 66 metros



El Pájaro Gigante: Esta figura, elaborada al lado de un trapezoide, muestra un gran pájaro con cuello de culebra cuyo pico señala al sol naciente. Esta gigantesca ave tiene una longitud total de 300 m y 54 metros de ancho. Es considerado por los científicos estudiosos de las pampas como el "Anunciador del Inti Raymi" (fiesta incaica de adoración al sol), pues en las mañanas del 20 al 23 de junio al situarse en la cabeza y seguir con la vista la dirección de su enorme pico, podríamos observar la salida del sol, exactamente en el punto señalado por esta dirección.